Liopardo » Ni de coña

SORPRENDENTE

Descubren varios extraños objetos en el estómago de un gigantesco cocodrilo de cuatro metros

Las impactantes imágenes fueron compartidas por una carnicera estadounidense en redes sociales.

Publicidad

Un enorme cocodrilo sacado de una propiedad privada cerca de Charleston en Carolina del Sur, Estados Unidos, reveló algunos hallazgos intrigantes cuando una empresa procesadora de carne de caza silvestre examinó el contenido del estómago del animal.

El cocodrilo de cuatro metros de largo y 200 kilos fue cazado a instancias de un terrateniente a lo largo del río Edisto, que forma parte del estuario ACE Basin, lleno de cocodrilos, en los condados de Beaufort, Colleton y Charleston.

Posteriormente, el inmenso cocodrilo fue llevado a Cordray's, un mercado de carne en las afueras de Ravenel que procesa tanto ganado como animales de caza.

En una publicación viral en Facebook, el personal de Cordray dijo que por lo general no revisan los estómagos de los caimanes traídos a su tienda, pero decidieron hacer una excepción para este animal excepcionalmente grande.

Cinco placas de perro

"¡Ned McNeely trajo este caimán terrestre de casi cuatro metros de largo y 200 kilos de peso esta mañana! No solemos abrir el estómago, pero lo hicimos hoy. Dentro había cinco placas de identificación, una chaqueta de bala, una bujía, montones de caparazones de tortuga y varias garras de lince. Dos de las etiquetas eran legibles y un número de teléfono aún funcionaba. El propietario dijo que tenía ese contrato de arrendamiento hace 24 años y que eran de sus perros ciervos. Bastante interesante", escribieron en Facebook.

Entre los objetos hallados que llaman la atención destacan cinco placas de perro, dos con el número de contacto aún legibles, uno de ellos aún en servicio. Al llamar al teléfono indicado, un hombre confirmó que 24 años atrás había perdido a un perro de caza en el área cercana a donde fue capturado el reptil.

Aunque se desconoce la edad exacta del caimán, basándose en el tamaño promedio máximo alcanzado por esta especie y en el hecho de que hace 24 años era lo suficientemente grande para comerse a un perro de caza, se estima que era viejo y que probablemente tuviera más de 30 años.

VER MÁS: ¡Brutales imágenes!

Publicidad