La nueva normalidad implica un esfuerzo por parte de todos y evitar al máximo posible los contagios.

Ello se debe hacer respetando la distancia de seguridad mínima de dos metros, uso de geles hidroalcohólicos y lo más importante la utilización de la mascarilla.

Sin embargo, algunas personas siguen siendo reacias a aplicar estas normas sanitarias originando choques y conflicto.

Esto es precisamente lo que le sucedió a Lenin, trabajador de la cadena de cafetería Starbucks, mientras trabajaba.

Todo empezó cuando Amber Lynn Gilles, una mujer que no llevaba mascarilla, pidió un café. Lenin le explicó que sin ella no podía atenderla que provocó una reacción desmesurada de la mujer llegando a gritar y proferir insultos.

Indignada, compartió un post en Facebook arremetiendo contra él y criticando su actitud al negarse a atenderla. Inesperadamente se volvió viral llegando a recibir ciento de mensajes.

Entonces, Matt Cowan un vecino de la zona se enteró de lo sucedido y decidió crear un perfil en GoFundMe para recaudar una propina para el muchacho.

Inesperadamente, las donaciones se dispararon y se han llegado a recaudar unos 89.000 dólares.

En un vídeo difundido por el mismo portal, Lenin agradece enormemente el apoyo y asegura que va a utilizar el dinero para perseguir su sueño de ser bailarín, además de hacer donaciones a organizaciones benéficas.

Pincha en el vídeo para saber más.

VER MÁS: Peces con mascarilla