Un curioso vecino ha alterado la tranquilidad de unos vecinos del condado de Palm Beach, en Estados Unidos. La calma reinaba en la pequeña localidad costera de Florida hasta que se han empezado a escuchar gritos de socorro al son de "¡Déjame salir!, ¡déjame salir! Oh, Oh".

El estruendo ha sido de tal calibre que un vecino se ha visto obligado a llamar a la Policía, que se ha desplazado hasta el lugar. Cuando llegaron se llevaron una gran sorpresa al descubrir que el causante de los gritos era un loro.

Cuando preguntaron al dueño del animal éste explicó a los agentes que los chillidos provenían de su "pequeño gritón" Rambo, un loro de cuarenta años quien le acompañaba mientas estaba en el exterior de su casa arreglando el coche.

 

En el vídeo se observa la escena en la que el dueño, cuya identidad no ha sido revelada, escenifica lo ocurrido. "Estaba cambiando los frenos del auto de mi esposa y tenía a mi loro de 40 años, Rambo, en su percha exterior donde canta y habla. Al rato, aparecieron cuatro policías diciendo que una vecina llamó porque escuchó a una mujer gritar pidiendo ayuda". Por su parte, la policía del condado de Palm Beach también ha querido comentar el suceso en Facebook calificándolo de “hilarante” en una publicación que se ha vuelto viral.

VER MÁS: Les salvaron en mitad de la noche