Todos nos hemos quedado igual de sorprendidos al ver este vídeo. Un submarinista parece estar caminando tranquilamente debajo del agua en lo que parece una escena imposible.

Lo que este submarinista en apnea está haciendo no es más que flotar del revés sobre la superficie de lo que aprecia como una cueva submarina, mientras la cámara que va grabando sus andaduras también se encuentra del revés. De este modo, el montaje final, la escena que vemos hace que se invierta los códigos subacuáticos y nos sumerjamos en un mundo sin gravedad, donde no hay arriba o abajo, derecha o izquierda, boca arriba o boca abajo.