Liopardo » Ni de coña

A 2000 METROS DE PROFUNDIDAD

Esto es lo que pasa si dejas el cuerpo de un cocodrilo muerto en el fondo del mar

Un equipo de investigadores lograron filmar imágenes de lo que le sucedía a un reptil muerto colocado en el fondo del mar.

Caimán en el fondo del mar

Youtube / The Louisiana Universities Marine Consortium (LUMCON) Caimán en el fondo del mar

Publicidad

Un equipo del Consorcio Marino de la Universidad de Luisiana (EE.UU.) liderado por Craig McClain y Clifton Nunnally colocó tres caimanes muertos de entre 2 y 2,5 metros en diferentes lugares del golfo de México para estudiar cómo el material de entornos terrestres enriquece las redes alimenticias en los entornos oceánicos.

 

En uno los primeros experimentos de este tipo, los científicos colocaron un caimán muerto en el fondo del océano para ver qué peces lo comerían. Las imágenes de video muestran que, dentro de las 18 horas posteriores a la caída del primer caimán, al menos una docena de isópodos gigantes del tamaño de un balón de fútbol.

"Los isópodos gigantes son como los buitres de aguas profundas", dijo Clifton Nunnally, investigador asociado del equipo LUMCON. "Sólo están merodeando por ahí, esperando que caiga algo grande".

Y aunque los investigadores esperaban que los isópodos descendieran sobre el buffet de reptiles, se sorprendieron por su velocidad.

Los carroñeros generalmente se dirigen a un animal muerto que ha caído en el fondo del océano, en unos pocos días, por lo que 18 horas se consideraron rápidos, según los investigadores.

"Habíamos asumido que dada la dura piel del caimán, a los animales de aguas profundas les llevaría un tiempo acceder a los tejidos blandos ", dijo Craig McClain, biólogo marino y director ejecutivo de LUMCON. "Pero parecen encontrar puntos blandos en la piel en el abdomen y en las axilas ".

Además de ver qué criaturas marinas se comerán al caimán, los investigadores pretenden arrojar luz sobre las redes alimenticias de los fondos marinos en general, incluidas las redes alimenticias que incluían reptiles ahora extintos que vivían en los océanos antiguos.

VER MÁS: Una familia vive con cocodrilos de 200 kilos

Publicidad