Un agricultor estaba aterrorizado después de despertarse para encontrar una cobra real debajo de los estantes de su habitación.

El muchacho, llamado Prasit Pakorn, se giró en su cama para ver el cuerpo del reptil con sus distintivas escamas de color gris oscuro en el suelo junto a él.

Prasit, de 20 años, pidió ayuda a los vecinos que arrastraron a la serpiente fuera de su casa en Krabi, en el sur de Tailandia. La estiraron y medía más de cuatro metros de largo.

Prasit dijo: "La cobra debe haber entrado en mi habitación mientras dormía. Estoy aliviado de que no me haya mordido".

La cobra real es altamente venenosa se encuentra en todo el sur de Tailandia, donde viven en la densa jungla y se alimentan de lagartos y otras serpientes.

Sin embargo, se consideran una especie vulnerable en la Lista Roja de Especies Amenazadas (UICN) y a menudo se aventuran en las aldeas mientras buscan comida.

© Newsflare

VER MÁS: Jugando con una serpiente