Liopardo » Ni de coña

ACABÓ SIENDO ÉL EL PERJUDICADO

Quiso gastarle una broma a sus hijos con la nieve, pero le salió terriblemente mal

La llegada de la nieve es el momento perfecto para compartir tiempo de diversión entre padres e hijos. Este hombre quiso echarle nieve a sus niños, pero la cosa se le fue de las manos...

Publicidad

¿A qué familia no le gusta jugar con la nieve? En momentos de grandes nevadas, es habitual ver a padres e hijos arrojándose bolas de nieve, o haciendo muñecos con una zanahoria por nariz.

Daniel Campbell, un padre de 34 años, quiso pasar un buen rato en la nieve junto a sus hijos Kacey, de 15 años, Finley, de 10, y Nate, de 7, y su mujer, Lucy, de 34 años. En una terraza, el hombre quiso que le cayera nieve a sus niños y tuvo una idea que acabó siendo nefasta.

Aprovechando que una cantidad considerable de nieve se había acumulado sobre un cenador, Daniel golpeó la estructura para que les cayese toda encima. No sólo no logró su objetivo y erró el tiro, sino que además acabó desestabilizando todo el cenador bajo el cual se encontraba él mismo. El tiro le salió por la culata y acabó convirtiéndose en víctima de su propia broma. Las consecuencias cayeron por si propio peso, nunca mejor dicho.

Lucy logró grabar toda la escena y no pudo evitar soltar una buena carcajada, al igual que sus hijos, que estallaron de risa también. Por suerte, todo quedó en un susto, ya que el padre resultó ileso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los mejores memes de la tormenta Filomena

Publicidad