Una madre en sus primeras vacaciones europeas quedó mortificada después de que su novio y su hija metieron un juguete sexual en su equipaje de mano que fue abierto por el oficial de seguridad del aeropuerto.

Cuando Brianna Ledet se unió a su madre Teena en el aeropuerto para irse con ella a Europa tenía preparada una broma desternillante con el novio de su madre, Ryan.

Ryan compró un consolador gigante de doble punta, se lo dio a Brianna y esta lo metió en el equipaje de mano de su madre Teena. Ambas son de Belle Chasse, Louisiana y se iban a ir de viaje a Europa por primera vez.

Mientras pasaba por la seguridad del aeropuerto obligaron a Teena a abrir su maleta después de que vieron algo sospechoso en el escáner. Ella se quedo roja cuando al abrir la maleta vieron el consolador mientras su hija y su novio que estaban grabando la escena no paraban de reírse.

VER MÁS: La broma del huevo