En Brasil hay un hombre que lucho fuertemente por conseguir un Darwin Award pero se salvó de milagro de una muerte ridícula.

Cesar Schmitz es un brasileño del municipio de Eneas Marques, en el estado de Paraná, que se ha vuelto viral por este vídeo en el que intentaba deshacerse de las cucarachas que plagaban su patio.

 

Llenó la madriguera en la que se escondían con gasolina, un veneno basado en metano y después tiró una cerilla. No se sabe si acabó con los insectos, pero si produjo una gran explosión, que fue grabada por una cámara de vigilancia.

Según O Globo, ni el hombre ni el perro que aparece pocos metros atrás resultaron lesionados. "En ese momento no piensas y acaba ocurriendo. Le puede pasar a cualquiera. Si hubiese creído que era peligroso, nunca lo habría hecho", dijo Schmitz al rotativo.

Nadie resulto herido pero el jardín entero acabo saltando por los aires y dónde antes había césped ahora no hay nada.

VER MÁS: Encuentra un fantasma en la habitación de su hijo