Una mujer del estado estadounidense de Florida logró filmar una escena que muestra que la naturaleza puede ser muy cruel y ofrecer imágenes sorprendentes.

Evangeline Cummings, vicerrectora de la división en línea de la Universidad de Florida, grabó esta escena el 17 de octubre y la publicó en su cuenta de Twitter.

 

Las imágenes muestran cómo una serpiente áspid de coral baja de un rosal y empieza a comerse la cabeza de una serpiente rata muerta.

Todo va bien hasta que aparece un avispón gigante que empieza a picar a la serpiente hasta que esta abandona su banquete.

Cummings cree que la opción más plausible es que a la serpiente muerta la dejará caer un ave de rapiña que sobrevoló la zona.

VER MÁS: ¡Brutal batalla!