El Shambala se inauguró en el 2012 presentándose como la montaña rusa más alta y rápida de Europa, batiendo varios récords. La velocidad máxima de esta atracción puede llegar a coger los 136 km/h y llegando a experimentar fuerzas G de hasta 3,8 puntos.

Puede parecer bastante extraño que una persona haya tenido los reflejos necesarios para coger un teléfono móvil en lo alto de una atracción, tras una caída de 78 metros de altura. Al conseguir agarrar el teléfono el protagonista del vídeo no puede evitar celebrarlo por todo lo alto, incluso dándose la vuelta para enseñárselo y chocar la mano con la persona que está sentada detrás suya.

 

En lo alto de las atracciones pueden pasar muchas cosas, y las más 'comunes' son chocarte con pájaros. Esto también pasó en PortAventura, pero ahora en otra atracción de la extensión de Ferrari Land. A un chico le chocó una paloma en la cara, quedando grabado en la cámara de la atracción.

 

VER MÁS: Un parque temático francés está entrenando cuervos para que se encarguen de algo que deberíamos hacer los humanos