No contenta con retirarse y disfrutar de su jubilación, una anciana decidió crear el negocio más raro que se te pueda ocurrir, su propio negocio donde le cobra a la gente por lamerles los ojos.

Hava Celebic, también conocida como Nana Hava, vive en una zona rural de Bosnia y Herzegovina, afirma ser la única persona en el mundo que sana con su lengua.

La frágil persona de 82 años usa su lengua para remover trozos de plomo, hierro, carbón, aserrín y vidrio atascados en los ojos de las personas después de esterilizar su boca con alcohol.

Los pacientes que acuden a Nana Hava tienen que sentarse en una silla y levantar el párpado mientras ella saca la lengua y comienza a lamerlo en busca del cuerpo extraño que tiene que remover.

Nana explica que "Hay muchos a los que la medicina moderna no ha podido ayudar. Salen del hospital con los ojos hinchados, los limpio y les quito la mota de polvo o aquello que les está molestando".

"No cobro por lamer a quienes no tienen empleo y no tienen dinero, pero mi tarifa de servicio normalmente cuesta alrededor de 10 euros", sentencia esta extraña curandera..

"Desafortunadamente, no puedo pasarle esta habilidad a mis descendientes, porque a mis hijos les da demasiado asco poner su lengua en el ojo de alguien".

"Me han dicho que la gente me cortará la lengua cuando muera para que en la aldea se pueda seguir tratando a la gente".

Nana Hava afirma haber curado a más de 5.000 personas de muchas nacionalidades, desde estadounidenses hasta rusos, y dice que muchos acuden a ella después de intentar un tratamiento convencional.

VER MÁS: ¿El trabajo más desagradable del mundo?