La joven inglesa de 26 años, Zoe Reeve está acostumbrada a viajar por todo el mundo. Desde de lo más exóticos como Brasil, Gambia o barbados. En todos ellos en busca de comida vegana que degustar.

Sin embargo, un detalle de su última escapada la ha sorprendido del todo. Reeve se disponía a pasar un fin de semana de lo más animado en Brooklyn cuando se encontró con un pequeño obstáculo: su alojamiento.

Reeve alquiló la habitación más barata de Brooklyn que encontró por Airbnb para pasar el fin de semana del día del trabajador y disfrutar del desfile que allí se celebra.

A pesar de saber a lo que se enfrentaba (el precio de la habitación era de 27 dólares), cuando llegó a su destino no se podía creer lo que estaba viendo. En el vídeo te enseñamos las pésimas condiciones en las que se encontraba la habitación.

La joven decidió compartir su incredulidad a través de las redes sociales y algunos usuarios de Twitter la han visto tan mal que comparan su alojamiento con la habitación debajo de las escaleras de Harry Potter.

 

La situación de esta chica se ha viralizado tanto que la propia empresa que se encarga de poner en contacto a anfitriones y huéspedes ha querido hablar con ella.