Un joven cazador de fósiles descubrió una "bola de cañón dorada" que data de más de 180 millones de años, mientras exploraba la costa de Yorkshire.

 

El estudiante Aaron Smith va a buscar fósiles dos veces a la semana y estaba extasiado cuando se encontró con el raro hallazgo en la playa de Sandsend, en Whitby.

Este estudiante de medicina afirma que el fósil es una Eleganticeras de 185 millones de años, del período Jurásico Inferior.

En el vídeo, se puede ver a Aaron, de 22 años de edad, sosteniendo la brillante roca en forma de bala de cañón cerca de la cámara, antes de abrirla para mostrar la increíbles Elegantericeras del tamaño de una palma en el interior.

 

Este tipo de roca caliza abunda en la línea costera de Yorkshire y que está cubierta de pirita de hierro, lo que le da su llamativa apariencia.

VER MÁS: Regala dos conchas a su padre que esconden un peligro mortal