Eriq Adame es un marine estadounidense que le tiene tanto miedo a las alturas que jamás ha montado en una montaña rusa. Sin embargo, en vez de empezar poco a poco, decidió subirse a un avión y tirarse desde este mientras hacía paracaidismo. El resultado de este salto fue que el joven se desmayó tres veces mientras iba cayendo.

Adame quiso enfrentar sus miedos y superarlos, pero a los pocos segundos de saltar del avión se desmayó, al poco vuelve a recuperar la consciencia para darse cuenta de que sigue en aire, no lo puede soportar y al poco vuelve a desmayarse.

En el vídeo se puede ver cómo el joven pierde la consciencia hasta tres veces durante el salto.

VER MÁS: Un tiburón ataca a una foca delante de unos turistas