Un niño al los profesores siempre le regañaban por garabatear en sus libros del colegio ahora se está riendo de ellos después de que un empresario pensó que sus dibujos eran tan buenos que le pidió que decorara su restaurante con una pared llena de garabatos.

El pequeño Joe Whale de nueve años, de Shrewsbury, Shrops, se pasaba e el rato garabateando en clase siempre que podía y cuando había acabado sus tareas. Sus padres, Greg Whale de 40 años, y Vanessa Jameson de 36, lo enviaron a un clase de arte escolar para canalizar su pasión creativa.

Su padre Greg, gerente de ventas, dijo: "Joe es un niño muy talentoso, excelente en la escuela, excelente futbolista y jugador de cricket, pero definitivamente dibujar es lo que más le apasiona".

"Estaba frustrado en la escuela por la poca cantidad de arte que podía hacer, así que solía garabatear en la pizarra en clase y meterse en problemas por garabatear".

Después de unirse al club de arte, su profesora notó que tenía un don para el dibujo, "Sus dibujos impresionaron a su profesora y le dieron su propio muro para seguir garabateando lo que hace cada semana cuando va allí".

Ella fue la que publicó sus creaciones su Instagram para que sus seguidores lo vieran. "Su profesora le preguntó si podía publicar su trabajo en su Instagram para que todos lo vieran y poco después recibimos otra llamada de ella sobre un restaurante que había visto su trabajo".

El Number 4, un restaurante en Shrewsbury, contactó con la profesora de arte de Joe y le preguntó si el niño podía decorar con sus garabatos el comedor de su restaurante.

Joe empezó a acudir cada tarde después del colegio durante un par de horas. esto le hizo ganar todavía más popularidad. Joe tiene una cuenta de Instagram con más de 20.000 seguidores en la que comparte sus creaciones y donde vende camisetas y otros objetos de merchandising con sus diseños.

"A Joe le encanta garabatear y estar tan orgulloso de todo lo que logra, el hecho de que un negocio completamente independiente le haya pedido a nuestro hijo de nueve años que haga un trabajo profesional para ellos es increíble", sentencia su padre.

VER MÁS: ¡Las tartas más realistas!