Todo iba de maravilla en abril de 2018 cuando Simon y Cassie Woods, una pareja de británicos, extraviaron misteriosamente su cámara de fotos mientras estaban de vacaciones por el mar Caribe.

En su interior guardaban las bonitas imágenes que habían capturado durante todo el viaje, pero un descuido y una ola desprevenida arrastró el equipo a las profundidades.

Pese a intentar recuperarla, avisar a la Policía local y lanzarse a por ella, resultó imposible encontrarla. Nunca más se supo.

Ahora, dos años después todo ha dado un giro de 180 grados cuando el matrimonio Woods ha descubierto con estupefacción que sus fotos se encontraban en Internet.

Resulta que Ryan Friday-Swann, otro turista británico de vacaciones por la zona, encontró en 2019 la cámara perdida. Tras limpiarla, comprobó que la tarjeta de memoria continuaba intacta y las fotos estaban en buen estado.

Fue entonces cuando decidió ponerse en contacto con los propietarios de la cámara, publicando sus fotos en Facebook.

"No puedo creerlo ¡Esta es mi Go Pro! (…) ¡Estoy tan emocionada! Muchas gracias a todos los que compartieron la publicación y ayudaron a localizarnos", escribió Cassie.

La cámara ya se encuentra con el matrimonio quien ha agradecido enormemente el gesto de Ryan y el de miles de personas que lo han compartido en redes.

La historia se ha vuelto viral y demuestra una vez más la solidaridad de las redes sociales en este tipo de situaciones.