Era un día especial para Katie y Tom Quirk, que tras un tiempo sellaban por fin su amor en el lago Albert Park de Melbourne, en Australia. Parecía su boda iba a transcurrir con normalidad, como cualquier otra. Pero, algo que no te puedes perder sucedió en mitad de la ceremonia. En el preciso momento en el que ambos estaban jurando sus votos ante el sacerdote, una madre aparecía por detrás corriendo tras su hija robando las miradas y risas de todos los invitados. Se trataba de la cuñada de Katie, que perseguía como una loca a Chloe, su hija. Mira el vídeo y opina tú mismo...

 

“Estaba tan concentrada mirando a Tom y repitiendo mis votos, que no me daba cuenta de lo que sucedía hasta que vi por el rabillo del ojo una pequeña mancha blanca. Entonces vi a mi cuñada persiguiendo a Chloe, mientras ella miraba hacia atrás burlándose”, señalaba Katie. VER MÁS: Un niño la lía parda en una boda

Imagen no disponible | Montaje