El fotógrafo Gabe Tomoiaga vive en Seattle con sus hijos Landon de 4 años, Liam de dos años y el pequeño Lucas de 10 meses. A través de su arte crea imágenes mágicas en las que sus hijos aparecen rodeados de bestias, escondidos entre flores gigantes o volando en aviones de la I Guerra Mundial. En un artículo en Bored Panda asegura que "Creo mundos surrealistas con la ayuda de mis tres hijos que me inspiran. Me gusta crear mundos en los que podemos volver en el tiempo y experimentar la infancia otra vez" Con este proyecto pretende "inspirar y abrir las mentes de niños y adultos de todo el mundo para que usen su imaginación y se atrevan a expandir sus límites".

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje