"Nunca voy a tocar de nuevo la maquinilla de afeitar de papá": ésta es la tierna promesa que hace un un niño de 4 años a su padre después de haberse provocado un destrozo importante en su pelo. El niño pide perdón con cara triste y llorosa después de haber usado sin permiso la maquinilla del pelo de papá en un vídeo que han visto millones de personas en YouTube.

 

El estropicio que se hizo en el pelo y la posterior reacción fueron grabadas por su padre. No sabemos que paso después pero podemos intuir que los padres le raparon el resto de cabeza para que no pasara más vergüenza.