El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares ha defendido a la familia frente a lo que califica como "imperio gay" en unas polémicas declaraciones que se han convertido en trending topic. La resistencia tuitera ha combatido con sus armas de humor y espadas láser de 140 caracteres contra el poder oscuro para sacarle el lado sarcástico y gracioso a las palabras del cardenal.