Los profesores pueden ser crueles en algunos momentos y contarles las cosas a los alumnos de manera demasiado directa o seca.

Tienen demasiados alumnos a los que atender, demasiados exámenes que corregir y eso les hace perder en algunos momentos la empatía.

Recientemente una chica llamada Marina preguntó a su profesor la nota de un examen y recibió la respuesta más brutal que te puedas imaginar.

Decidió subirla a su cuenta de Twitter donde ya ha sido compartida más de 6.000 veces y acumula 25.000 me gusta.

VER MÁS: Le suspendieron pero se merecía un 10

VER MÁS: La lección viral de una profesora