Las fotos nostálgicas son una de las publicaciones que más se están repitiendo a lo largo y ancho de las redes sociales. Se trata de poner una foto antigua en la que hayan pasado una serie de años comparándola con una actual.

Este reto lo hizo una familia que volvió a la misma playa 18 años después. Un usuario ha compartido la imagen en Twitter, que se ha vuelto viral enseguida por dos detalles que ha llamado enormemente la atención.

Se trata de una madre con tres hijos los cuales han crecido y cambiado de forma imponente. Sin embargo ella no ha cambiado prácticamente nada, pareciendo haber consumido el elixir de la juventud.

El casi idéntico parecido de la madre con la misma fotografía de casi 20 años atrás ha desatado los comentarios de los usuarios en la red social. Pero hay otra cosa que ha llamado la atención de mucha gente. Dale play al vídeo.

VER MÁS: ¡Qué bonito!