Un enorme muñeco de nieve de más de dos metros fue víctima del ataque de un conductor, que no pensó que tenía una sorpresa en el interior: estaba armado sobre un tronco de árbol.

El conductor sufrió probablemente daños en su vehículo porque en el lugar solo quedó la marca de sus ruedas arremetiendo contra la nieve y dejando al descubierto el rígido trinco.

Cody Lutz, había construido la figura junto a su familia en Kentucky, EE.UU., y cuando se percató de lo ocurrido decidió subir la imagen a Facebook.

"Karma instantáneo", comentó a la cadena WXIX-TV, explicando cómo el auto chocó con el tronco y escapó.

VER MÁS: Tiene un ciempiés gigante como mascota