Muchas personas que tienen una doble residencia no han podido disfrutar de ella debido al confinamiento por el coronavirus.

Esto ha hecho que en algunos casos ese descuido inintencionado acabe traduciéndose en sorpresas al volver.

Es precisamente lo que le ha ocurrido a Donnna, una joven francesa que ha vuelto a su casa de L'Aigle, en la región de Normandía, y al entrar en la cocina no ha podido creer lo que veía.

Resulta que las patatas que había dejado hacía tres meses ha germinado y le han crecido unas ramas enormes que inundan casi toda la cocina.

"Cuando llegué a casa, esperaba oler algo, y al final me sorprendió una extraña silueta en el fondo de la cocina. Hay que decir que estaba todo sumido en una completa oscuridad y que a primera vista no pude distinguir las patatas. Cuando encendí la luz, me reí mucho al ver los retoños de las patatas", ha asegurado en su cuenta de Twitter.

Pincha en el vídeo para ver las patatas.