Liopardo » Memes

REDES SOCIALES

El protagonista del meme 'Stoner Stanley' desvela su identidad 10 años después

Tras una década de anonimato, el protagonista del popular meme 'Stoner Stanley' ha revelado su identidad y venderá esa imagen como arte NFT.

Publicidad

Después de permanecer por 10 años en anonimato, el protagonista del popular meme conocido como 'Stoner Stanley' ha decidido revelar su identidad y, de paso, anunciar que venderá esa imagen en forma de token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés).

Detrás del meme se encuentra Connor Sinclair, un ciudadano del Reino Unido, quien a través de su cuenta de Twitter, @10GuyOfficial, reveló recientemente que es él quien aparece en la famosa foto del joven fumado que se volvió viral hace una decada.

Pincha en el vídeo para como ha cambiado el protagonista una decada después y como es su aspecto actual.

¿Cuál es el origen del meme 'Stoner Stanley'?

El origen de este meme lo encontramos en Reddit, allí el 25 de noviembre de 2011 el usuario randomdave subió la foto de este joven con la cara roja y gesto de haber consumido marihuana. La imagen iba acompañada del texto "Estar en [10] no es siempre bonito" .

La imagen empezó a correr como reguero de pólvora por internet después de que el usuario de Reddit Vivalocaaa creo una página en Quickmeme para que la gente pudiera crear memes a partir de la foto. El meme creció más aun cuando en marzo de 2012 aparecieron en la red nuevas imágenes de Stoner Guy en las que también aparecía claramente colocado.

¿Qué es un NFT?

Los token no fungibles son activos criptográficos basados en la tecnología 'blockchain', con códigos de identificación y metadatos únicos que los distinguen entre sí. Puede tratarse de un dibujo, una animación, un extracto de audio o video, una foto o incluso un tuit auténtico al que se le da el atributo de coleccionable.

A finales de abril, la protagonista del meme "Disaster Girl", que muestra a una pequeña con una sonrisa casi malévola delante de una casa en llamas, se vendió como NFT por más de 475.000 dólares.

VER MÁS: ¡Miedo!

Publicidad