Inglaterra no es conocida precisamente por sus cálidas temperaturas, pero aún así también pueden llegar a los 30 grados algunos días. Eso es lo que sucedió en el sureste del país. Allí se encuentran los cuatro protagonistas de nuestra historia. En un colegio donde el uso del uniforme es obligatorio, estos estudiantes decidieron ir con el pantalón corto del chándal del centro. Por ello, fueron "invitados" a volver a casa a cambiarse, pues los responsables afismaban que esa vestimenta solo servia para Educación Física.

Imagen no disponible | Montaje

Por ello, apoyados por sus padres volvieron al colegio con la falda del uniforme. Así se mantuvieron durante cuatro días hasta que al final el colegio entro en razón y les dejo vestir acorde a las temperaturas. Una autentica lección a la hora de reivindicar derechos... Esta vez, con cuatro niños como protagonistas.