Liopardo » Memes

PIERDE EL CONOCIMINETO DURANTE EL VIAJE

Pánico, gritos y desmayo: La desagradable experiencia en una atracción

Lo que prometía ser una divertida tarde en pareja en la feria terminó convirtiéndose en la peor pesadilla de este hombre.

Publicidad

Las atracciones suponen un estado de tensión y una inyección de adrenalina que no está hecha para todo el mundo. Esta pareja parece haber confirmado esta regla, puesto que tras intentar aventurarse a pasar una divertida tarde en esta feria al sur de California, vivieron algo que jamás olvidarán.

Antes de comenzar su apasionante trayecto en esta montaña rusa, era la chica la que parecía más asustada que el chico, que se mostraba ilusionado. Sonriendo, gritando, riendo y dando pequeños saltos en su asiento, así eran los momentos previos del hombre.

Todo este cóctel de emociones alcanzó su punto álgido cuando les lanzaron a la aventura: después de muchos gritos de pánico y cuando la mujer mejor se lo estaba pasando, el hombre perdió el conocimiento. Él había entrado en un 'sueño profundo' que duró más de 15 segundos y ella no parecía creerse lo que estaba viendo.

Este desmayo fue lo único que le provocó soltar las manos del asiento y disfrutar como lo hacen los más pequeños. Cuando volvió en sí, aun le quedaba tiempo suficiente para seguir gritando y asustándose un poco más y así lo hizo, no desaprovechó ni un segundo.

Su novia no podía contenerse las risas mientras él reconocía lo obvio: "me he desmayado, me he desmayado", afirmaba. Así siguieron hasta que la atracción dejó de funcionar y cuando ya estaban casi abajo, el hombre le contó a sus amigos que le esperaban abajo el increíble suceso que le había ocurrido.

Finalmente, cuando por fin se había terminado, él solo quería salir de ahí: "Sacadme", gritaba entre risas. Los compañeros que estaban esperando para montarse no terminaban de creerse lo que les estaban contando así que quién sabe si realmente se atrevieron a subir o no.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Un grupo de amigos se montó en una montaña rusa, pero finalmente tuvieron que hacer el recorrido andando.

Publicidad