Liopardo » Memes

DICCIONARIO

40 cosas que no sabías que tenían nombre

La lengua española está llena de palabras mágicas como Petricor, Estepicursor y Lúnula.

Tierra mojada

Pixabay Tierra mojada

Publicidad

Llevas toda la vida haciendo, usando y viendo un montón de cosas que no sabias como se llamaban y ni siquiera pensabas que tuvieran un nombre concreto.

El ruido de la lluvia al caer, el olor de la lluvia sobre la tierra mojada, la espuma de la cerveza, la melena de un león, el blanco de las uñas o la raya que divide el pelo por la mitad al peinarnos son sólo algunas de estas palabras cuyas definiciones hemos recogido del Diccionario de la Real Academia Española.

Existen muchas cosas que seguramente no sabías que tenían un nombre, o cuyo nombre correcto podría ser desconocido. Es por eso que te traigo una lista de todas aquellas cosas que no sabías que tenían nombre.

Acerico: Se le conoce también como alfiletero, esa pequeña almohada que sirve para cavar las agujas y alfileres que no se están ocupando.

Agrafe: Este es el nombre que lleva el alambre que se usa para cerrar una botella de sidra, o aquel que sujeta las tapas de botellas o frascos.

Ampersand: El signo &, su nombre en español es et, es una alternativa gráfica que significa y. Esta proviene a su vez de la expresión and per se and, es decir, y por sí mismo, y.

Ápice: Acento o cualquier otro de los signos ortográficos que se ponen sobre las letras.

Basca: La furia de un animal con rabia. Hace referencia al momento en el que el animal ataca producto de la rabia.

Cadejo: Parte del cabello muy enredada que se separa para desenredarla y peinarla.

Casorio: Casamiento hecho sin juicio ni consideración, o de poco lucimiento.

Carúncula: Especie de carnosidad de color rojo vivo y naturaleza eréctil, que poseen en la cabeza algunos animales, como el pavo y el gallo.

Chisguete: Un trago corto de vino.

Chapaleteo: Ruido que al caer produce la lluvia.

Crencha: Raya que divide el cabello en dos partes.

Criptomnesia: En psicología y psiquiatría se conoce como criptomnesia a un fenómeno ilusorio en la memoria o sesgo de memoria.2 Ocurre cuando se recuerda algo que está almacenado en la memoria, pero no se experimenta como un recuerdo.

Diastema: El espacio que existe entre los dientes.

Dysania: Término poco conocido que se utiliza para referirse a aquellas personas que son incapaces de levantarse por las mañanas

Estepicursor: Los típicos matojos y arbustos rodantes del desierto que aparecen en las películas del oeste.

Filtrum: Se denomina filtrum labial a la pequeña depresión entre el labio superior y la nariz.

Fosfenos: Son los puntos luminosos de colores que vemos cuando frotamos nuestros párpados o que aparecen en algunas ocasiones al tener migraña. Las luces que vemos cuando cerramos los ojos con fuerza.

Galpón: Un depósito grande, regularmente de madera, donde se crían animales de granja o se guarda mercancía.

Ginecomastia: Volumen excesivo de las mamas de un hombre, producido por alteración hormonal.

Giste: El nombre que recibe la espuma de la cerveza.

Guedeja: La melena de un león.

Herrete: Remate, generalmente metálico, que se pone a las agujetas, cordones, cintas.

Jeme: Distancia que hay desde la extremidad del dedo pulgar a la del índice, separado el uno del otro todo lo posible.

Lemniscata: Es el nombre correcto del signo de infinito, esa línea curva continua y entrelazada.

Lúnula: Espacio blanquecino semilunar de la raíz de las uñas.

Óbelo: Símbolo que consta de una línea horizontal con un punto arriba y otro abajo, utilizado tradicionalmente para representar la división.

Perdulario: Que pierde las cosas frecuentemente.

Petricor: El olor de la lluvia sobre la tierra seca.

Pomporruta: Malentendido producido al escuchar una frase en una canción o poema, creando una expresión homófona similar al verso de la canción pero con un significado nuevo.

Quincunce: Disposición semejante a la figura de un cinco de dados, con cuatro puntos que forman rectángulo o cuadrado y otro punto en el centro.

Recazo: Parte del cuchillo opuesta al filo.

Ronzar: Comer algo quebradizo partiéndolo ruidosamente con los dientes.

Sangradura: Parte hundida del brazo opuesta al codo.

Sacamantecas: Criminal que abre el cuerpo a sus víctimas para sacarles las vísceras.

Telson: La cola de crustaceos como la langosta.

Tenesmo: Ganas frecuentes de defecar o de orinar.

Vagido: Gemido o llanto del recién nacido.

Vesania: Demencia, locura, furia.

Virola: Abrazadera de metal que se pone por remate o por adorno en algunos instrumentos, como las navajas y las espadas.

Vitola: Anilla de metal de los cigarros puros.

VER MÁS: ¡Sorprendente!

Publicidad