En São Paulo (Brasil) dos mujeres siempre llegaban tarde a su trabajo ya que no escuchaban el despertador por la mañana. Ninguna de las dos podía llegar a entender el motivo por el que la alarma no les sonaba hasta que decidieron grabar una escena de lo más divertida.

En el vídeo se puede ver que un gato es el causante de que la alarma no suene. El felino rápidamente se acerca a apagar el sonido cuando el teléfono móvil comienza a emitir su característico pitido de despertador. Para realizar esto el animal pega un salto desde el suelo para subir a la mesita de noche. Ahí comienza a dar con las patas a la pantalla del móvil hasta que consigue que el ruido cese por completo, apagando la alarma.

Durante todo el proceso y la grabación se puede ver que ambas mujeres estaban riéndose de los movimientos del gato y de cómo este terminaba de apagar la alarma: ?Mi compañera y yo llegamos tarde al trabajo porque la alarma del teléfono no nos despertaba. Recientemente, descubrimos que nuestro gatito Joaquim era quien apagaba la alarma?.