En medio de las fuertes y multitudinarias concentraciones que están teniendo lugar en Estados Unidos contra el racismo, una fuerte polémica ha agitado las redes sociales.

Se trata de una fotografía del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, completamente desnudo frente a un espejo.

La foto, que ha corrido como la pólvora, ha sido atribuida a una acción más de Anonymous, un grupo de hackers que en los últimos días ha filtrado documentos de asuntos muy escabrosos que implican a una gran variedad de personalidades de las altas esferas.

Sin embargo, ahora se ha descubierto la verdad sobre el origen de la imagen. Se trata de un modelo vestido del mismísimo magnate estadounidense que posaba para la obra de la artista británica Alison Jackson en 2016.

El trabajo fue publicado antes de que Trump ganase las elecciones generales de EE.UU con el objetivo de criticar y satirizar su personalidad y su discurso.

Pincha en el vídeo para ver las imágenes.

VER MÁS: Reencuentro tras tres meses separadas