Los niños son geniales y hacen cosas con una inocencia que es envidiable. El último ejemplo de esa inocencia y desparpajo lo hemos encontrado en Twitter. Un niño dio la respuesta más genial a una pregunta de un examen y vas a sorprenderte cuando la veas en el vídeo.

Esta no es la única respuesta en volverse viral gracias a Twitter. Los profesores en el colegio a veces son demasiado estrictos, cuadriculados y siguen las reglas a rajatabla sin entender que los niños tienen imaginación y que hay que fomentar el pensar fuera de la caja y las soluciones creativas. Esto es lo que le paso a Jaime, un niño de 7 años con examen de matemáticas.