Desde la alegría más infundada hasta un enfado absurdo pasando por la tristeza o una pequeña rabieta.

Un buen ejemplo de estado de ánimo constante es el que refleja Winter, una bebé de tan solo 10 meses que se ha vuelto viral por sus expresiones.

Al contrario que muchos niños con una sonrisa casi automática, Winter expresa a la perfección una cara de enfado típica de lunes por la mañana.

Su mamá Hollie se mudó desde Australia a Estados Unidos hace dos años. Hollie recibe mensajes diarios de usuarios que se sienten totalmente identificados por la peculiar expresión de su hija.

Pincha en el vídeo para verla.

VER MÁS: ¡No puede ser más adorable!