Junior Cox-Noon, es un bebé de sólo nueve semanas de edad y llama la atención allí por donde va por culpa de su espectacular pelo.

Imagen no disponible | Montaje

Su madre aseguró en una entrevista que hacer la compra semanal con Junior, en vez de llevarle 40 minutos, le lleva dos horas debido a la cantidad de gente que se para a saludar al bebé.

Imagen no disponible | Montaje

El pequeño nació con mucho pelo y aunque los médicos le aseguraron a Chelsea Noon, su madre, que el pelo le caería como es habitual, esto no sucedio. ”Junior no ha perdido nada de pelo, incluso le ha crecido más” explicó Chelsea.

Imagen no disponible | Montaje

La madre le ha intentado poner algún gorrito cuando va a hacer recados para que la gente no se pare tanto y tardar menos, pero al pequeño no le gustan nada y llora. "Parece que a Junior le gusta ser el centro de atención y está encantado de que la gente se pare a saludarle”, explica.