Las tiendas de la franquicia de Ale-Hop se caracterizan por tener como figura emblemática a una vaca y, en todas las entradas, se encuentra la figura de una a tamaño real. Todos hemos compartido el sentimiento de querer llevarnos la escultura para nuestra casa, pero esta vez un hombre ha querido hacer realidad ese 'sueño'.

El robo de la figura de la vaca, con un valor de 3.000 euros, ocurrió en la madrugada del 12 de agosto, según ha comunicado el responsable del comercio y la Jefatura Superior de la Policía de Baleares.

La cámara de seguridad de la tienda grabó todo: Cómo horas antes el hombre fue y tiró la figura de la vaca en un intento de romper cualquier tipo de agarre y, cómo horas después, se volvió a acercar al local para coger e intentar robar la mascota de la franquicia.

El intento fue fallido porque no tardaron ni un minuto en recuperar la figura. Uno de los dependientes de la tienda salió tras el ladrón (bastante tranquilo) y este al verse acorralado decidió dejar la escultura y escapar.

El ladrón en cuestión fue reconocido por la policía ya que es una persona bastante conocida por los comerciantes y hosteleros de la Palma. El hombre tiene antecedentes por robos con fuerza, hurto, daños y amenazas.

 

VER MÁS: Una americana se ríe de que vendamos vino en bricks y la gente en Twitter responde salvajemente