Chessie King tiene más de 200.000 seguidores en Instagram donde triunfa con sus fotos en bikini, viajando o haciendo deporte. Pero recientemente una serie de fotos suyas se han vuelto virales. Chessie ha querido mostrar todo el postureo y la mentira que esconden esas fotos perfectas con miles de likes. Para ello ha subido una serie de imágenes en las que compara las fotos reales en las que se ven los defectos, las arrugas o la barriga con sus pequeñas lorzas con esas fotos llenas de filtros y retoques.