Sillas moviéndose, azucarillos, el teclado de un ordenador, teléfonos, folios, todo vale para crear un original y elaborado villancico. Una agencia digital felicitaba las navidades recreando el conocido villancico ‘Jingle bells’ solo haciendo sonar los materiales de oficina. Todo ello con la colaboración con el músico Andrew Huang. El resultado es asombroso. ¡No os perdáis el vídeo!