Cuando Holly McKee subió a Twitter esta fotografía del pasillo de ropa para bebés de un gran supermercado en Escocia no esperaba que se volviera viral.

 

La fotografía sacada por esta chica de 23 años de Dundee muestra como una parte de la imagen parece estar en blanco y negro. Muchos fueron los comentarios de gente que no se creía lo que estaba viendo pero, sobre todo, los de gente que pensaba que se trataba de un montaje o de un truco de photoshop.

Ante la avalancha de comentarios Holly decidió grabar un vídeo y presentarse de nuevo en el supermercado para demostrar a la gente que en realidad no había ningún truco.

 

Todas las prendas de esa estantería tienen color blanco, negro o gris.