Liopardo » Memes

VISTO EN TWITTER

El hilo de Twitter de como un chaval empezó una cueva con 14 años

La increíble historia de Andreu Palomero y Andrés Cantó que está sorprendiendo a todo el mundo.

Publicidad

Twitter nunca deja de sorprendernos con historias increíbles y la de estos dos chavales no puede serlo más. Tener una caseta, local, garaje o lugar en el que pasar el tiempo cuando eres joven es algo muy típico en España que hace mucha gente.

Esta historia nos lleva a un pequeño pueblo del interior de la provincia de Alicante llamado La Romana en el que viven 2.400 personas.

Nuestro protagonista es Andrés Cantó, un joven de 20 años que está estudiando para ser actor, que se ha vuelto recientemente viral en Twitter al contar la historia de la cueva que está construyendo junto a su amigo Andreu Palomero.

 

El joven empezó está aventura en marzo de 2015 cuando con apenas 14 años se puso a cavar en un agujero de medio metro que había en un terreno de su familia.

Poco a poco decidió comenzar a agrandar el agujero hasta que dos años más tarde ya tenía unas dimensiones considerables tras tanto trabajo. Fue entonces cuando conoció a Palomero que se convertiría en su mejor amigo y fiel compañero en esta aventura tan loca en la que estaba inmerso.

 

"Recuerdo una tarde en la que nos sentamos a hablar en su parcela. Me fijé en el agujero que había y él me explicó la idea que tenía. Le dije de ayudarle, así que entre dos personas empezamos a cavar rápido y llegamos al metro de profundidad en poco tiempo”, ha asegurado Palomero, que también tiene 20 años y está estudiando Historia en la Universidad de Alicante, a Huffington Post.

 

El proyecto seguía creciendo hasta que en 2019 les tocó arreglar las escaleras por las que descendían al agujero que ya se había convertido en cueva. "Para entonces, ya teníamos la primera habitación empedrada, así que me tocó arreglar el acceso, hacerlos más pequeños y empedrarlos", señala Cantó.

 

Gracias a los conocimientos sobre construcción que Cantó aprendió de su abuelo ha podido hacer la obra de forma segura. "Por ejemplo, empecé poniendo un soporte de un balancín en forma de V. Me di cuenta que cubría perfectamente la cueva de ancho y de largo, así que le puse una capa de madera y tela metálica por encima y lo cubrí con adobe. Cuando llueve se solidifica más y, al contrario de lo que piensa la gente, el agua nunca se filtra hasta la cueva", sentencia Cantó.

 

Varios años después en 2021 la cueva está tiene varias salas, está completamente asegurada y "ahora está equipada con wifi, luz, calefacción y equipo de música con casetes". Además en el exterior de la misma están construyendo un pequeño porche con Jardín.

 

El joven decidió compartir su historia con todo el mundo a través de Twitter donde ya acumula más de 10.000 retuits y 50.000 'me gusta.

 

VER MÁS: Crean un perro robot en China

Publicidad