Google, ha decidido cerrar Google+, su red social, después de que los datos personales de 500.000 usuarios quedaran expuestos al ser afectados por un error de programación, según ha informado la compañía en un comunicado. La brecha de seguridad ocurrió en marzo de 2018 y, según ha publicado el diario 'The Wall Street Journal', el gigante de Internet decidió no comunicar que dicho fallo existía.

La noticia ha generado numerosos comentarios irónicos en Twitter donde muchos han hecho bromas con esta solitaria y abandonada red social que ya nadie usaba.