Victoria Williamson, experta en memoria en el Goldsmith's College de Londres, descubrió que los científicos usan una cantidad de términos para describir el asunto: síndrome de la canción pegada, música pegadiza y picazón cognitiva, o el más común "earworm" (gusano musical en España).

Como recoge la BBC en este artículo de 2016 hay multiples factores que influyen en que se te pegue una canción. Si escuchas una canción repetidamente es más probable que se te pegue pero sin los agentes ambientales, como una palabra que te recuerde a la letra de la canción o al nombre de la artista los que encienden el proceso.

Pero lo que nos interesa es como quitárnosla de la cabeza una vez se nos ha pegado y parece que el truco está en el final de la canción. Según el efecto Zeignark nuestra mente tiende a pensar más en cosas que no están terminadas que en cosas que si lo están. Cuando una canción se te pega te puedes tirar horas repitiendo el estribillo o recordando trozos de la canción.

Para quitártela de encima tienes que escucharla entera y centrarte en el final de la canción de esta forma la das por terminada, cierras el loop en tu cerebro y te libras de la canción para pasar a la siguiente cosa que se te quede pegada.

¿Qué canción es la que más se te queda pegada?