Los regalos son un arma de doble filo que pueden volverse en contra. Por un lado, es vital conocer al destinatario y tener la seguridad de que le va a gustar.

Por otro lado, también puede suceder que le ofenda o le resulten desagradable, una cuestión mucho más perniciosa que el simple disgusto.

Algo similar ha ocurrido en la localidad gallega de Raxó, situada en la provincia de Pontevedra. Durante estos días se están celebrando sus fiestas patronales y la Comisión de fiestas del Ayuntamiento ha ofrecido un obsequio que ha desatado el debate.

Pese al revuelo inicial, la noticia fue acogida con humor. El municipio pontevedrés lo ofrece junto a otros objetos en un sorteo por el que se debe pagar un euro.

"La verdad es que no esperábamos esta expectación. Como es el regalo de moda pensamos que sería una idea divertida", ha explicado Rosana Ferrería, presidenta de la Comisión de fiestas.

Pincha en el vídeo para descubrir el objeto.

VER MÁS: ¡Qué fuerte!