Andrea Adams, una mujer de Hood County, Texas, se quedó alucinada por la dedicación que tenia este fontanero. Pese a que Jimmy Cox, el protagonista, afirma que es normal que hagan estas cosas los de su profesión a todo el mundo le ha sorprendido. No sabemos si es que son demasiadas malas experiencias con los trabajadores de este sector... ("Habrá que traer la pieza...""Se me ha olvidado la herramienta...""Para dentro de un mes estará acabado" y pasaron dos más...)

 

Todo esto sucedió porque Andrea estaba sin agua en casa y con la curiosidad de saber el por que se fue hacia el origen de la molestia. Allí se encontró a Jimmy en esta posición, decidió hacerle una foto y subirla a twitter... desde ese momento la imagen se hizo viral.