A la hora de encontrar aparcamiento muchas personas pueden perder los papeles y estacionar sus coches donde primero encuentran, aunque el lugar no esté acondicionado para ello. Y aunque podamos encontrarnos con los automóviles en los sitios más locos casi nunca se hace nada al respecto o, como mucho, la policía termina poniéndoles una multa. Sin embargo, esta vez los empleados de un supermercado se tomaron la justicia por su mano.

En el centro comercial Coto de Temperley, en Buenos Aires, un abogado llamado Arnold Angelini fue el encargado de enseñar la venganza de los empleados del supermercado a un coche mal estacionado. En las fotografías que subió a la red social Facebook se puede observar a la perfección que el coche está completamente rodeado por carritos de la compra.

"La verdad que hay que ser muy pelotudo para estacionar auto en el sector 'changos' (Coto Temperley). No podés ser tan HDP y dejarlo donde querés. Se nota que nadie respeta nada menos un lugar indebido. Aplauso para los empleados que le dejaron encerrado el auto", con este mensaje acompañó el abogado argentino las fotografías del vehículo.

El coche estaba aparcado en la zona de recogida y dejada de los carritos de la compra y, por esto, cuando los empleados se encontraron el automóvil estacionado decidieron rodearlo por completo con los carritos del supermercado, ignorando que el coche se encontrara en aquel lugar.

Esta acción por parte de los empleados se ha vuelto viral en Facebook y la mayoría de las personas que comentaban en el post de Angelini se mostraban a favor de los trabajadores.

VER MÁS: El ciclista que le propinó un cabezazo a un peatón