Esta sorpréndete historia comenzó cuando hace varios los inquietantes ojos azules de Arshad Khan, un joven vendedor de té pakistaní de 18 años, captaron la atención de la fotógrafa Jiah Ali, que se encontraba dando un paseo por el bazar de Itwar, uno de los mercados más pintorescos de Islamabad. La fotógrafa decidió guardar para si la imagen hasta que esta semana decidió publicarla en Instagram. La foto se hizo viral y ya acumula más de 16.000 me gusta. Pero la cosa fue más allá y el hashtag #chaiwala fue tendencia en twitter intentando localizar el nombre y paradero de este chico.

 

Una vez le localizaron el joven no ha parado de recibir visitas en su puesto de té y además Fitin, una tienda de ropa online le ha ofrecido patrocinar a Khan como modelo.