'Happy Song' es creación la artista Imogen Heap, del psicólogo infantil, Caspar Addyman y de la psicóloga de música, Lauren Stewart, del Departamento de Música de Goldsmiths de la Universidad de Londres. La canción dura dos minutos y media y tanto su ritmo como su melodía, dicen, hace felices a los bebés.

 

Para dar con la fórmula de la canción feliz "perfecta", Addyman, Stewart y Heap realizaron un exhaustivo estudio con decenas de bebés y llegaron a unas conclusiones muy concretas: A los bebés les gusta la música repetitiva y predecible porque les produce satisfacción anticiparse a algo que saben que va a pasar. Los bebés son propensos a que les guste un ritmo de música más rápido, debido a que su ritmo cardíaco es más acelerado que el nuestro. Por otro lado, las notas musicales altas y las voces femeninas son mucho más atractivas para ellos.