Ver a niños dándose golpes contra las paredes o cristales y rompiendo a llorar al momento es algo que está presente en el día a día de los más pequeños. Sin embargo, ¿los bebés lloran porque se han hecho daño o por la reacción de las personas de su alrededor?

Unos padres han grabado las reacciones de sus hijos después de dar unos golpes a puertas y ventanas con sus manos, consolándoles después como si el golpe hubiera sido con la cabeza del bebé.

 

El resultado de este gesto es que todos los pequeños acaban llorando, pidiendo la atención y consuelo de sus padres aunque no se hayan hecho ningún daño.

Este es uno de los muchos vídeos con este reto que se ha hecho viral en Twitter.

Una pediatra de Tarragona, María José Más, ha contestado al vídeo viral tratando de explicar por qué los niños reaccionan así y por qué tienes que tener siempre una actitud positiva cuando los lleves al médico.

 

VER MÁS: El pelazo de un bebé de seis meses