Primero , empezaron con las bandejitas de pizarra. Entraste a un restaurante modernuqui, pediste algo del menú y en vez de traer tu comida en un plato te la trajeron sobre una superficie lisa y oscura de pizarra. - ¡Qué original! – seguramente pensaste. Pero ese pensamiento abrió una caja de Pandora que ya no se puede cerrar. Locales fashion y locales horteras se pelean para ofrecerte una presentación tan original que haga que olvides a los platos. ¿Para qué ibas a querer uno si te podemos poner unas tapas en un mini carrito de supermercado o una sopa en una jarra de mermelada? Pero no. Queremos platos. QUEREMOS PLATOS, MALDITA SEA. We want plates es mi nueva cuenta de tuiter favorita. Es el lugar al que mandar las aberraciones con las que te encuentres en tus nuevas experiencias culinarias. Aberraciones como estas… ¿Qué se te ocurre para presentar unas patatas fritas de una manera más apetecible? Basura. Preséntalas como basura.

 

Si has vomitado después de este fish and chips seguramente sea porque te has mareado.

 

Juego, set y partido

 

Un aperitivo servido en alambre de espinos es una metáfora muy potente de algo…no sé muy bien de qué pero de algo seguro.

 

“ ¿Qué tal, príncipe, has encontrado a la chica esa que se fue corriendo de tu baile cuando sonaron las campanadas de la medianoche? “ “ Qué va…¿Quieres tempura?”

 

Ya de paso, no dejes ni una miga, que no tienes excusa.

 

Una buena manera de controlar tu dieta

 

El momento en el que le tienes que explicar a los camareros que ahora vais a emplatar la comida en ROCAS GIGANTES

 

Posibilidades de que este plato acabe MAL : 100%