Bienvenidos,o mejor dicho, welcome a la nueva fase en la imperial historia del fútbol español.