¡Qué bien! ¡Por fin se han confirmado todos mis ilusiones! ¡Va a haber repetición electoral!

Menos mal. Por un momento me temía que los partidos pudieran llegar a un acuerdo poniendo los intereses del país y de la estabilidad democrática por encima de sus intereses personales, pero al final triunfó la razón y todos estamos invitados de nuevo a participar en la fiesta de la democracia

¿A vosotros qué es lo que más os apetece?

1. Que te toque en una mesa electoral

¿Te perdiste la oportunidad de disfrutar de esto en las anteriores generales? ¿No te tocó en las municipales? Cruza los dedos que malo será. Volvemos a tirar el dado y A TOPE

2. Más tertulias políticas

¿Hay televisión o radio más estimulante que escuchar a portavoces de los distintos partidos debatiendo entre ellos? Nos esperan horas y horas de entretenimiento del bueno. ¡Siempre apetece! Y quién sabe. Quizás escuches un razonamiento sorprendente y te apetece cambiar de partido. ¿Por qué no?

3. Más carteles electorales

Hace poco protesté porque todavía había carteles colgados de las elecciones anteriores en mi ciudad. ¡Qué listos! ¡Se las saben todas! Ya se olían cómo iba a acabar esto

4. Más publicidad en los buzones

¿Qué gusta más que ver tu buzón petado de propaganda de distintos partidos? Encima no les valdrá la misma de hace un par de meses. Tendrán que reinventarse y hacer cosas nuevas. Eso quiere decir que si tienes – como yo – guardadas las anteriores tendrás un planazo de lectura impresionante.- ¡Cuánta diversión!

5. Más unión de la izquierda

Al fin veremos a las fuerzas de la izquierda unirse para parar el avance de la derecha. Ahora con el partido de Errejón habrá todavía más unión. UNIDOS PODRÁN.

6. Más promesas electorales

Las cosas que han dicho que iban a hacer y no han hecho. Hey, esta vez las van a hacer. EN SERIO QUE SÍ QUE ES VERDAD POCA BROMA

7. Volver a ver a exactamente los mismos candidatos

Porque lo han hecho tan bien que apetece volver a tener para elegir a exactamente los mismos hombres que la otra vez. Si no han hecho nada mal, si todo estaba bien… ¿para qué cambiar y arriesgarse a meter la pata?

8. Tener un presidente

¿Os acordáis? Era guay eso. ¡Esta vez nos tocará, seguro!